No caminamos sobre espumas,
somos hombres y mujeres que amamos lo que hacemos,
ese es nuestro horizonte.
Nos motivan afanes muy humanos,
gozamos con la satisfacción de nuestros amigos lectores,
seguidores de los eventos que promovemos.
Centro C ultural "ReZistencia"
En el corazón de nuestro pueblo.
Categoría : Publicaciones
Viernes, 19 de Enero de 2021

LA MÚSICA SOSTÉN DEL ALMA

Cuando suenan acordes musicales entonados desde cualquier instrumento, inmediatamente el  hipotálamo se activa y como una reacción inherente las hormonas despiertan y todo el cuerpo crea su propia armonía, eso es precisamente lo que Sergio Vidaurre Moreno logra con su talento casi innato y la suavidad que posee en sus dedos para interpretar la música en cuanto  piano de cola se le presente, sea o no en escenarios grandes, ahí está el de la Escuela de música IBM, del “Café d´mundo” de Tarapoto, del Teatro Municipal de Trujillo y hasta de la Universidad de Música de Lima, en cuya presentación recibió aplausos de todo el público, quienes maravillados con su interpretación aplaudieron con tanta algarabía que su madre, doña Silvia Moreno Reátegui, mi amiga, y quien estaba terriblemente derretida de emoción  por todo lo que era capaz de provocar una tabla armónica con un conjunto de notas musicales, con neumas en el que se mezclan corchetes, fusas, semifusas; las negras, las blancas y un conjunto de teclas y cuerdas descifradas magistralmente por este joven talento, su hijo, el benjamín de su familia. Los que le seguimos en todas sus presentaciones sabemos que en él y en otros jovencitos reverdece la esperanza de valores musicales en este pedacito de la patria. Recuerdo cuando él era pequeñito, su madre un día me dijo: Yo pienso que mi hijito se va a la escuela de música solo porque quiere imitar a su hermano mayor, yo solamente cumplo con su deseo. Hasta ahí, nada le hacía presagiar que dentro de ese cerebro inocente se enlazaban neuronas musicalizadas y  que con la incesante práctica  fueron uniéndose para deleitarnos ahora con gran maestría cada una de las piezas musicales que entona. Gracias Sergio es un placer siempre escuchar tus melodías y ahora, hasta Costa Rica.
 (Dahpne Viena Oliveira)